Gustavo Ourfali Propiedades
4651-3695 - 4482-4927
Av. Juan Manuel de Rosas 3596, San Justo, La Matanza, Buenos Aires. CP 1754

Buscador


Por qué operar con nuestra inmobiliaria


¿Quienes somos?

Cuando necesitamos operar con una inmobiliaria, la confianza es un factor clave. Y la confianza, en principio, no se compra ni se consigue fácil: se gana con el tiempo, con el trabajo de cada día. Para confiar en una inmobiliaria hay que fijarse en detalles que la hacen, precisamente, creíble.
En principio, veamos si la inmobiliaria tiene el nombre y apellido del martillero y corredor público a cargo. Es obligatorio en provincia de Buenos Aires que todas las inmobiliarias lleven el nombre del profesional a cargo de las operaciones que realiza. Desconfíe de los nombres de fantasía (a menos de sea una muy antigua inmobiliaria) o de cadenas sin profesional visible.
Otro punto a tener en cuenta es que el profesional a cargo de la inmobiliaria debe estar matriculado en el Colegio de Martilleros y Corredores Públicos de la Provincia de Buenos Aires. Esto es muy importante ya que el Colegio certifica que la persona cumple con los requisitos para desempeñarse en su profesión.
¿Por qué es importante operar con una inmobiliaria y no hacer la operación por mi cuenta y ahorrar los honorarios? Es una pregunta fácil de responder. El profesional puede, en principio, asesorarlo sobre la forma en que se realiza una operación inmobiliaria, la documentación necesaria e incluso el valor de su propiedad.

La inmobiliaria le otorga sobre todo la seguridad de que la transacción se realizará de acuerdo a la legislación vigente y que no tendrá problemas en el futuro. También la inmobiliaria se encargará de mostrar la propiedad y evitará que Usted tenga que recibir a extraños, más aún en tiempos de mucha inseguridad.
La publicidad de su propiedad estará también a cargo de la empresa que Usted contrate. Los interesados, además, podrán informarse sobre las condiciones de la propiedad con personal idóneo y no tendrá que recibir en su casa llamados durante todo el día para responder a quienes realizan consultas.
Por último, a la hora de vender, el profesional se encargará de que la documentación se encuentre en orden y que el escribano reciba lo necesario para proceder a realizar la escritura, en caso de una compraventa. También el corredor se encargará de que su contrato de locación pagué el impuesto de sellos y las firmas queden certificadas ante escribano. Seguridad, de eso se trata.
En Gustavo Ourfali Propiedades creemos que la buena atención y la prolijidad y legalidad en la redacción de los contratos le aportan a los clientes la seguridad de que no tendrán problemas en el futuro y que su operación se realizará en un marco de cordialidad y amabilidad.
Gustavo Ourfali se recibió de Tasador, Martillero y Corredor Público en la Universidad Nacional de Lomas de Zamora en el año 2006 y se encuentra inscripto en la Matricula 549 del Colegio de Martilleros y Corredores Públicos de La Matanza, provincia de Buenos Aires. También es abogado recibido en la Universidad Siglo XXI en el año 2014. Anteriormente, en 1994, se recibió y ejerció como periodista durante 15 años en distintos medios de comunicación.